5 tips financieros para no gastar de más en diciembre

Vivimos la mejor época del año. Días de amor, paz, unión familiar, solidaridad y esperanza.

Pero, junto con esos buenos sentimientos, llegan también más gastos y compromisos que debemos honrar. Para que el dinero –o la falta de él- no nos opaque el espíritu navideño, en Kiru te compartimos algunas recomendaciones financieras para disfrutar de la temporada con tranquilidad y sin penurias económicas.

 

Elabora un presupuesto navideño.

Primero conoce el dinero del que dispones para luego determinar cómo y cuánto vas a gastar. Definir un presupuesto con antelación es vital para controlar el dinero, fijando límites y asignando montos específicos y razonables para los gastos no fijos de temporada: regalos, ropa, cena navideña, paseos, salidas, etc. Durante este proceso, realiza una priorización de tus gastos y reserva entre el 10% y 15% del aguinaldo para eventualidades.

 

No lo dejes todo a “última hora”

¿Has tenido que salir a la calle un 24 de diciembre? Todo es de locos. Lo mejor, para evitar las estresantes carreras de última hora, es organizarse bien y ser previsor. Intenta hacer las compras con tiempo a fin de que puedas comparar y tomar la mejor decisión. No solo estarás cuidando tu paz mental, sino también tu billetera al no verte obligado a pagar caprichos por productos de alta demanda.

 

Planea las compras

Muy de la mano con el consejo anterior, viene la planeación de las compras; es decir, salir de la casa sabiendo a lo que vas y no vagando de tienda en tienda a ver qué te encuentras. Una buena idea es elaborar previamente una lista, por ejemplo, de los regalos por comprar, con el nombre de la persona y el presupuesto establecido (también aplica para las compras del supermercado). Posteriormente, camina, compara y, al final, compra.

 

Festejos caseros

No todo tiene que ser caro y complicado en Navidad. A veces, en lo más sencillo, radica la magia de los momentos especiales. En lugar de buscar siempre salir a bares o restaurantes, que aparte de caros, puede que estén llenísimos, organiza festejos caseros, distribuyendo los gastos entre todos los integrantes de la familia. Bajo esta misma filosofía de hazlo tú mismo, puedes decorar tu casa a bajo costo, dar regalos o envolverlos. Si no sabes cómo, busca tutoriales en YouTube.

 

No te endeudes

En estas fechas, muchos caen en la trampa de las tarjetas de crédito o en las promociones engañosas de “gaste hoy y pague hasta enero”. No todo lo que brilla es oro y gastar dinero que no te pertenece puede ser contraproducente en el mediano y largo plazo, generándote deudas difíciles de pagar. Las tarjetas de crédito no son una extensión del salario y los intereses derivados de su uso pueden terminar haciendo que se pague hasta dos o tres veces el valor del producto adquirido. De ser posible, se recomienda realizar los pagos al contado para tener un mejor control de los ingresos y los egresos.

 

Otros consejos rapiditos:

  • Honra tus deudas
  • Reserva un porcentaje para ahorrar
  • Evita las compras compulsivas
  •  Aprende a diferenciar tus gustos de tus necesidades
  • Establece metas para tu ahorro a corto, mediano y largo plazo
  • Sé organizado y busca oportunidades para reducir gastos

 

Conclusión

Como dice el villancico, estamos noches (y días) de paz y de amor, no de agobios económicos. Para impedir que los gastos excesivos o el sobreendeudamiento te echen a perder la fiesta navideña, aplica estos consejos y mantén tus finanzas siempre bajo control. Como gestores en finanzas personales, en Kiru te brindamos la información y educación necesarias para lograrlo, tanto en Navidad como durante el resto del año.


¡Felices y responsables fiestas!